Tecnología BIP: La revolución de INDURA en gases ultrapuros

Tecnología BIP: La revolución de INDURA en gases ultrapuros

img_log_InduraEspeciales para el área científica y de investigación, pero también con importantes usos en las industrias farmacéutica, alimentaria, forestal y química –entre varias otras-, los gases BIP de INDURA están aportando al mercado con cilindros que proporcionan una mayor cantidad de gas utilizable, lo que se traduce en una significativa reducción de costos para los clientes.

Múltiples industrias y laboratorios están demandando análisis cada vez más fiables y precisos de una extensa línea de compuestos químicos de alta complejidad, como parte fundamental de un trabajo investigativo que garantice estándares de calidad superiores.

En ese sentido, la tecnología BIP que INDURA ha desarrollado está pensada especialmente para el mundo de la ciencia y la investigación, con foco en el uso de gases carrier ocupados en los análisis de la cromatografía de gases. Una innovación con muchas ventajas respecto a los gases puros que no cuentan con este componente, pues aumentan la precisión analítica y reducen el ruido en la línea de base y los límites inferiores de detección.

El nombre “BIP” proviene de una de sus características centrales: el purificador integrado (“Built in Purifier” en inglés). Con su diseño patentado de cilindro y válvula, la tecnología BIP se emplea para crear la gama de productos ultrapuros que la empresa ofrece al mercado.

“Actualmente, el hidrógeno, argón, nitrógeno y helio son los gases ultrapuros que se utilizan con mayor frecuencia en los laboratorios y están disponibles con la tecnología BIP”, explica Eladio Romero, Ingeniero de Desarrollo de Negocios – Gases de INDURA, y complementa aclarando que “un buen gas carrier es aquel que sólo cumple la acción mecánica de empuje de la muestra, pero inerte o invisible químicamente hablando”.

En esa línea, los gases BIP cuentan con una tecnología que se enfoca en eliminar los contaminantes más nocivos para los equipos de análisis. “Estos contaminantes son el oxígeno y la humedad. En los gases BIP, ambos son disminuidos a niveles trazas en el orden de partes por billón. Esta es la principal razón por la cual decimos con propiedad que son gases ultrapuros”, puntualiza Romero.

Atributos

Los beneficios asociados a su utilización son evidentes. En primer lugar, los niveles de humedad y oxígeno son reducidos en el orden de las 100 veces, extendiendo la vida útil de las columnas cromatográficas hasta 4 veces más, lo cual involucra un significativo ahorro para los clientes debido a su elevado costo.

Una segunda razón, “es que los niveles de impurezas en los cilindros que no son BIP, se disparan en forma importante a medida que la presión del cilindro disminuye en su interior. En el caso de los cilindros BIP, las impurezas nunca aumentan, sin importar la presión interna del mismo. Esto implica que cada cilindro BIP se pueda usar hasta agotarse, ya que no es necesario dejar presiones residuales del orden del  5% al 10% como sí ocurre con los gases no BIP”, aclara el Ingeniero de Desarrollo de Negocios – Gases de INDURA.

Este punto es muy relevante para los clientes que ocupan tecnología BIP, pues cada cilindro brinda una mayor cantidad de gas utilizable, lo que se traduce en una reducción de costos demostrable. Lo anterior es clave no sólo para los ámbitos de la ciencia y la investigación –donde estos gases son requeridos de forma permanente-, sino también para industrias como la farmacéutica, alimentaria, forestal, petrolera, química y de pesticidas, y otros sectores que necesitan la solidez de este producto.

“Los gases BIP son perfectos para una gran variedad de aplicaciones en las que la pureza del gas es fundamental”, confirma Romero.